Depredadores de los Koalas

Depredadores de los Koalas

Depredadores de los Koalas

¿Cuáles son los depredadores de los koalas?

Australia tiene un número considerable de animales únicos: canguros, uómbats, ornitorrincos, y claro, koalas. Lo interesante es que carece de típicos carnívoros terrestres como los felinos o los osos, lo cual no significa que no existan animales que gusten capturar herbívoros para alimentarse.

Un depredador es cualquier especie animal que caza a otros animales para sobrevivir, principalmente por medio del consumo de su carne. El animal capturado es la presa. Los koalas son herbívoros que de vez en cuando caen víctimas de algún depredador.

Por medio de observaciones y estudios específicos realizados a lo largo de los años, se ha descubierto que los koalas carecen de un gran número de depredadores naturales, es decir, aquellos que se encuentran en su hábitat natural y que los cazan con regularidad. El estilo de vida de estos marsupiales resulta de lo más conveniente para ellos, y en consecuencia, el impacto de los depredadores en las poblaciones salvajes de koalas es realmente mínimo.

Cada año, miles de koalas pierden la vida como consecuencia de los ataques de perros.

Su principal enemigo entre la fauna no es ningún feroz felino o un enorme reptil venenoso. Es el perro doméstico. Cada año, alrededor de 4,000 koalas pierden la vida como consecuencia de los ataques de perros y los impactos contra autos, porque en varias partes de Australia dichos marsupiales suelen entrar a las zonas suburbanas.

Cuando un koala salta la valla de una casa, los perros tienden a atacar al intruso. Algunos koalas incluso experimentan estrés por la cercanía con los cánidos domésticos, lo cual podría desencadenar otros problemas de salud. Es un asunto más complejo de lo que parece, puesto que la necesidad de acudir a zonas habitadas está relacionada con la pérdida de su hábitat, de lo que los seres humanos son mayormente responsables.

Los perros domésticos no se comen a los koalas, pero los dingos (Canis lupus dingo) sí son capaces de hacerlo. Son cánidos salvajes que fueron introducidos a Australia por el hombre hace unos 3,500-12,500 años, y se ha creído que tuvieron un papel significativo en la extinción del lobo marsupial. Claro que como son carnívoros terrestres, solo tienen la oportunidad de atrapar un koala cuando este está en el suelo, indefenso o desprevenido.

enemigos naturales de los koalas.

Dingo (Canis lupus dingo) un depredador de koalas.

Las aves estrigiformes (búhos y lechuzas) también son potenciales depredadores de los koalas, y pueden capturarlos cuando ellos están sobre los árboles. El nínox robusto (Ninox strenua) y el águila audaz (Aquila audax) son las especies que con mayor frecuencia matan y comen koalas. Otras aves de rapiña también pueden tomar alguno si se les presenta la oportunidad.

La lista de depredadores actuales se completa con algunos reptiles como los varanos denominados “goannas” (Varanus) y las pitones (Pythonidae), así como zorros. Cabe mencionar que ninguno de estos animales está especializado en la captura y consumo de koalas; además, el acceso a ellos no es tan sencillo como parece.

Hace miles de años pudieron tener un mayor número de atacantes; quizá los tilacinos (Thylacoleo carnifex) y el lagarto de la especie Megalania prisca o Varanus priscus fueron importantes depredadores durante el Pleistoceno, y es muy posible que ya enormes pitones aprovecharan para comer carne de estos y otros marsupiales.

Estrategias de defensa

Utilizan su sentido del oído para detectar la proximidad de un animal extraño.

Por su temprano desarrollo físico y su falta de fuerza, las crías son más vulnerables ante los enemigos. Las madres hacen un trabajo estupendo al mantenerlas protegidas en su marsupio, por lo que esto suele ser suficiente para que un pequeño no sea atacado por un animal terrestre. Además de las crías, los koalas dispersos son altamente vulnerables a la depredación ya que se encuentran en el suelo con más asiduidad que los individuos dominantes, y al cruzar carreteras o ingresar en las poblaciones entran en contacto con los perros.

Por lo regular, los koalas se mantienen fuera del alcance de los depredadores si permanecen en los árboles de eucalipto. No necesitan competir por el alimento ya que las hojas de estos árboles son poco consumidas dada su toxicidad. Como tienen una visión poco aguda, utilizan su sentido del oído para detectar la proximidad de un animal extraño.