Distribución y Hábitat de los Koalas

Distribución y Hábitat de los Koalas

Distribución y Hábitat de los Koalas

¿En dónde viven los koalas?

Los marsupiales están distribuidos sobre todo en Australia, pero también en algunas partes del continente americano. Por su parte, los koalas en estado salvaje únicamente viven en dicha nación, en donde han coexistido con otras especies durante millones de años.

Ocupan un rango de distribución que abarca cerca de 1 millón de kilómetros cuadrados en el este y sureste australianos, a través del noreste, centro, sureste y algunas áreas pequeñas del  oeste de Queensland, el este de Nueva Gales del Sur junto con la costa y las tierras altas de la Gran Cordillera Divisoria, Victoria y el sureste de Australia Meridional. Es posible que también vivan a través de la cordillera de las Brindabellas y en el Parque Nacional Namadgi. Toda el área de distribución se ubica entre los 20° sur y 40° sur, o entre los 22° de latitud y 18° de longitud.

En Queensland, la mayor concentración de individuos se halla en el sureste, pero en general se puede encontrar koalas desde el interior hasta la costa este. Las densidades más bajas se ubican en la zona central y en el oeste. En Nueva Gales del Sur están presentes sobre todo a lo largo de la costa y las mayores densidades están en las costas norte y central. Por lo contrario, se presentan en menor densidad en las costas del sur.

Distribución de los koalas.

Distribución de los koalas – en café / Poblaciones introducidas – en rojo. // Autor de la imagen: Chermundy – IUCN Red List of Threatened Species.

Phascolarctos cinereus ha sido introducido en unas 12 islas cercanas, entre las que se encuentran Isla Canguro, French Island (Victoria), Isla Phillip e Isla Magnetic. Asimismo, algunos fueron introducidos en el oeste del país. Se dice que todo el rango geográfico de los koalas es discontinuo, porque no es homogéneo y existen algunas partes separadas de otras. En los mapas donde se muestra su distribución son perfectamente observables manchones que corresponden a parches, constancia de la disminución de su rango y la fragmentación de su hábitat.

En 1920, los koalas desaparecieron del sur pero posteriormente se les reintrodujo.

Por el hallazgo de fósiles se sabe que hace miles de años los koalas estaban esparcidos a lo largo y ancho de un área mucho más grande que la de ahora, que durante el Pleistoceno tardío se extendía desde el oeste hasta el suroeste de Australia Occidental. Cuando los europeos llegaron al territorio, estos marsupiales ya estaban presentes en unas 6 islas frente a las costas del este y sureste, y alguna vez deambularon desde el norte de Queensland hasta el extremo sureste de Australia Meridional.

Se cree que los koalas del oeste y de algunas partes de Australia Occidental fueron eliminados por aborígenes australianos, y tras la colonización europea, los colonos contribuyeron a mermar la población total. En 1920 desaparecieron del sur y posteriormente se les reintrodujo. Durante los últimos 200 años algunas poblaciones individuales se han reducido, no obstante (y afortunadamente), no se considera al koala una especie en grave peligro de extinción.

Hábitat

Históricamente, el hábitat por excelencia de los koalas ha sido el bosque de eucaliptos, donde crecen estos árboles que son su principal fuente de alimento. En general, ocupan terrenos con abundante floresta como los bosques abiertos y las sabanas arboladas en regiones de clima subtropical, tropical y templado (incluso en las islas), y en regiones de clima semiárido buscan vivir en zonas ribereñas cercanas a ríos, arroyos y riachuelos. También se les ve en pastizales. Las mayores densidades de koalas se localizan en donde los eucaliptos crecen en suelos más fértiles, y a lo largo de cuerpos de agua, aunque pocas veces beben de ellos.

Rango de distribución de los koalas.

Koala en su hábitat natural.

De hecho, aunque casi nunca se les ve en el agua son capaces de cruzar a nado cuerpos de escasa profundidad, que además les proporcionan refugio durante eventos adversos como las sequías y las olas de calor. Sus hábitats, que suelen encontrarse a altitudes menores de 600-800 metros, tienden a estar situados sobre suelos relativamente pobres en nutrientes, lo que si se conjuga con el clima árido o semiárido aumenta la vulnerabilidad ante los incendios.

Son arborícolas, es decir, pasan casi la totalidad de su tiempo sobre los árboles.

Son animales de hábitos arborícolas, es decir, pasan casi la totalidad de su tiempo sobre los árboles, donde encuentran alimento, protección y un lugar de descanso. En ellos se mantienen lejos del alcance de sus depredadores, y como las hojas de eucalipto son tóxicas para la mayoría de los animales, no tienen que preocuparse por competir por la comida. Prefieren los árboles grandes que crecen sobre suelos fértiles en la medida de lo posible. En su búsqueda de alimentos o árboles pueden llegar hasta las zonas rurales y suburbanas, así como las granjas y las tierras de pastoreo.

Algunos ejemplares son mantenidos en zoológicos, pero su presencia en ellos no es muy abundante ya que se requiere establecer plantaciones de eucalipto.