Introducción a los Marsupiales

Introducción a los Marsupiales

Introducción a los Marsupiales

¿Qué es un marsupial?

Los científicos han agrupado a los seres vivos de acuerdo con ciertos factores. Los organismos que pertenecen a un grupo comparten características comunes, pero no necesariamente tienen que ser muy parecidos. Por ejemplo, el ornitorrinco y el tigre son miembros de la Clase Mammalia, pero ciertamente su aspecto es muy diferente entre sí.

Típicamente, existen 5 grandes reinos: Animalia, Plantae, Protista, Monera y Fungi. Dentro del reino Animalia, los mamíferos (Clase Mammalia) se dividen en tres grandes grupos principales: placentarios, monotremas y marsupiales. La mayoría son placentarios y por ende se desarrollan completamente dentro del cuerpo de la madre protegidos por una placenta, el órgano que envuelve al embrión. Los monotremas (Orden Monotremata) ponen huevos y por último, los marsupiales (Infraclase Marsupialia) completan su desarrollo dentro de una bolsa llamada marsupio.

Existen alrededor de 334 especies de marsupiales, pues el número no es del todo exacto. La gran mayoría de las especies se encuentra en Australia y las islas cercanas, y algunas permanecen en América. Los marsupiales más conocidos son los canguros, las zarigüeyas, los ualabíes y claro, los koalas, pero otras especies más pequeñas suelen no ser tan célebres alrededor del mundo.

Existen alrededor de 334 especies de marsupiales en el mundo.

Los marsupiales son asociados con la fauna de Australia, y no sin razón. Constituyen el grupo de mamíferos más común en su territorio y sobrepasan en número a los placentarios, por lo que prácticamente son dominantes. Pero se han encontrado fósiles en otras partes del mundo, y sorprendentemente, varios de ellos en Asia, lo que sugiere su origen en dicho continente y su expansión hacia otras partes del mundo a través de los años.

Es probable que se hayan dispersado a América, después a la Antártida y desde esta hasta Australia; todo esto sucedió cuando las grandes masas de tierra aún no estaban separadas como ahora. Sin embargo, poco a poco Australia se movió y quedó considerablemente aislada de los demás continentes, tras lo cual los marsupiales se desarrollaron ahí mientras que desaparecieron en las demás regiones.

Características de los marsupiales.

Características

La característica más distintiva de los marsupiales es la posesión de una bolsa o colgajo de piel.

Son animales de tamaños, formas y colores muy variados, a pesar de no estar tan extendidos como los placentarios. El más grande es el canguro rojo (Macropus rufus), y entre los más pequeños se encuentran los del género Planigale, que pueden medir menos de 10 centímetros de longitud. La característica más distintiva de los marsupiales es la posesión de una bolsa o colgajo de piel en el cuerpo femenino, que sirve como resguardo de las crías durante sus primeras semanas o meses de vida y que oculta los pezones.

Los marsupiales tienen cajas craneanas pequeñas y cerebros también relativamente pequeños en relación con el tamaño total de su cuerpo. Los molares y premolares suelen ser muy fuertes en los herbívoros, pero con excepción de la familia Vombatidae, el número de incisivos en la mandíbula superior es diferente del de la mandíbula inferior. Canguros y koalas tienen incisivos fuertes y molares muy desarrollados en la parte de atrás de las mandíbulas, separados por un espacio.

Inusual reproducción

Al igual que los mamíferos placentarios, el macho fecunda a la hembra de forma interna y nacen crías vivas. Lo que diferencia a los marsupiales de los demás es que:

-Tienen un muy corto período de gestación.

-Nacen en temprano estado de desarrollo y completan este dentro de la bolsa de la madre.

Gran parte de las especies son solitarias salvo en época de apareamiento y crianza en el caso de la hembra. También suelen ser polígamos, es decir, se aparean con varios individuos a lo largo de su vida. Una vez que alcanzan su madurez sexual y copulan, el embrión crece dentro de la madre durante cerca de un mes, según la especie. El parto es rápido y la cría nace diminuta, sin pelo y ciega, pero con las extremidades fuertes en comparación con el resto de su anatomía.

Fuera del cuerpo materno, el recién nacido se arrastra desde el canal de parto hasta el interior del marsupio para aferrarse a un pezón y comenzar a ser amamantado. Ahí permanece varios meses hasta que adquiere su pelaje y todas las características de su especie. ¡A diferencia de otros mamíferos, los marsupiales pasan casi toda su infancia en una bolsa!